Author Topic: The pretenders to the Spanish throne: Philip of France and Charles of Austria  (Read 8950 times)

0 Members and 1 Guest are viewing this topic.

Offline ilyala

  • Velikye Knyaz
  • ****
  • Posts: 2063
  • il y a
    • View Profile
did carlos have the power to make that decision?
'loving might be a mistake, but it's worth making'
ilya


David_Pritchard

  • Guest
King Carlos II of Spain had the power to designate his heir in these rare circumstances of having no close relatives to the best of my knowledge. One fact that supports his ability to designate the heir of Spain is the Habsburg's insistance that the first will was valid. Their contention was that infirm Carlos II was not compos mentes when he signed the second will just before he died.

David

David_Pritchard

  • Guest
SM Rey Felipe V did settle the issue of succession with a new law, the Regulation of 1713 which introduced semi-Salic law to the Spanish succession. The text is below in a few parts:

Part 1:

Ley V. —Nuevo reglamento sobre la sucesion en estos Reynos.

D. Felipe V. en Madrid á 10 Mayo 1713.
Habiéndome representado mi Consejo de Estado las grandes conveniencias y utilidades que resultarian á favor de la causa pública y bien universal de mis Reynos y vasallos, de formar un nuevo reglamento para la sucesion de esta Monarquía, por el qual, á fin de conservar en ella la agnacion rigurosa, fuesen preferidos todos mis descendientes varones por la línea recta de varonia á las hembras y sus descendientes, aunque ellas y los suyos fuesen do mejor grado y línea; para la mayor satisfaccion y seguridad de mi resolucion en negocios de tan grave importancia, aunque las razones de la causa pública y bien universal de mis Reynos han sido expuestas por mi Consejo de Estado, con tan claros e irrefragables fundamentos que no me duda para la resolucion; y que para aclarar la regla mas conveniente á lo interior de mi propria Familia y descendencia, podria pasar como prímero y principal interesado y dueño á disponer su establecimiento: quise oir el dictámen del Consejo, por la qual satisfaccion que me debe el zelo, amor, verdad y sabiduria que este como en todos tiempos ha manifestado; á cuyo fin le remití la consulta de Estado, ordenándole, que antes oyese á mi Fiscal: y habiéndola visto, y oidole, por uniforme acuerdo de todo el Consejo se conformó con el de Estado; y siendo el dictámen de ambos Consejos, que para la mayor validacion y firmeza, y para la universal aceptacion concurriese el Reyno al establecimiento de esta nueva ley, hallándose este junto en Córtes por medio de sus Diputados en esta Corte, ordené á las Ciudades y Villas de voto en Córtes, remitiesen á ellos sus poderes bastantes, para conferir y deliberar sobre este punto lo que juzgaren conveniente á la causa pública; y remitodos por las Ciudades y dados por esta y otras Villas los poderes á sus Diputados, enterados de las consultas de ambos Consejos, y con conocimiento de la justicia de este nuevo reglamento, y conveniencias que de él resultan á la causa pública, me pidieron, pasase á establecer por ley fundamental de la sucesion de estos Reynos el referido nuevo reglamento con derogacion de las leyes y costumbres contrarias. Y habiéndolo tenido por bien, mando, que de aquí adelante la sucesion de estos Reynos y todos sus agregados y que á ellos se agregaren, vaya y se regule en la forma siguiente. Que por fin de mis días suceda en esta Corona el Príncipe le Asturias, Luis mí muy amado hijo, y por su muerte su hijo mayor varon legitimo y sus hijos y descendientes varones legítimos y por línea recta legítima nacidos todos en constante legitimo matrimonio, por el órden de primogenitura y derecho de representacion conforme á la ley de Toro: y á falta del hijo mayor del Príncipe, y de todos sus descendientes varones de varones que han de suceder por la órden expresada, suceda el hijo segundo varon legítimo del Príncipe y sus descendientes varones de varones legítimos y por línea recta legitíma nacidos todos en constante y legitimo matrimonio, por la misma órden de primogenitura y reglas de representación sin diferencia alguna: y á falta de todos los descendientes varones de varones del hijo segundo del Principe suceda el hijo tercero y quarto, y los demas que tuviere legítimos, y sus hijos y descendientes varones de varones, asimismo legítimos y por línea recta legitima, y nacidos todos en constante legítimo matrimonio por la misma órden hasta extinguirese y acabarse las líneas varoniles de cada uno de ellos : observando siempre el rigor de la agnacion, y el órden de primogenitura con el derecho de representacion, prefiriendo siempre las líneas prímeras y anteriores á las posteríores: y á falta de toda la descendencia varonil, y líneas rectas de varon en varon del Príncipe, suceda en estos Reynos y Corona el Infante Felipe, mio muy amado hijo, y á falta suya sus hijos y descendientes varones de varobes legítimos y por línea recta legítima, nacidos en constante legítimo matrimonio; y se observe y guarde en todo el mismo órden de suceder que queda expresado en los descendientes varones del Príncipe.
« Last Edit: December 31, 1969, 06:00:00 PM by David_Pritchard »

David_Pritchard

  • Guest
Regulation of 1713, Part 2:

sin diforencia alguna: y á falta del Infante y de sus hijos y descendientes varones de varones, sucedan por las mismas reglas, y órden de mayoría y representacion, los demas hijos varones que yo tuviere de grado en grado, prefiriendo el mayor al menor, respectivamante sus hijos y descendientes varones de varones legítimos y por linea recta legitima nacidos todos en constante legítimo matrimonio; observando puntualmente en ellos la rigorosa agnacion, y prefiriendo siempre las líneas masculinas primeras y anteriores á las posteriores, hasta estar en el todo extinguidas y evacuadas. Y siendo acabadas íntegramente todas las líneas masculinas del Príncipe, Infante, y demas hijos y descendientes míos legítimas varones de varones, y sin haber por consiguiente varon agnado legítimo descendiente mío, en quien pueda recaer la Corona segun los llamamientos antecedentes, suceda en dichos Reynos la hija ó hijas del último reynante varon agnado mío en quien feneciese la varonia, y por cuya muerte sucediere la vacante, nacida en constante legítimo matrimonio, la una despues de la otra, y prefiriendo la mayor á la en menor, y respectivamente sus hijos y descendientes legítimos por línea recta y legítima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio; observándose entre ellos el órden de primogenitura y reglas do representacion, con prelacion de las líneas anteriores á las posteriores, en conformidad de las leyes de estos Rey nos; siendo mi voluntad que en la hija mayor, ó descendiente su que por su premoriencia entrare en la sucesion le esta Monarquía, se vuelva á suscitar, como en cabeza de 1ínea, la agnacion rigorosa entre los hijos varones que tuviere nacidos en constante legítimo matrimonio, y en los descendientes legítimos de ellos; de manera que despues le los días de la dicha hija mayor, ó descendiente suyo reynante, sucedan su s hijos varones nacidos en constante legitimo matrimonio, el uno despues del otro, y prefiriendo el mayor al menor y respectivamente sus hijos y descendientes varones de varones legítimos y por línea recta legítima, nacidos en constante legitimo matrimonio, con la misma órden de primogenitura, derechos de representacion prelacion de líneas, y reglas de agnacion rigorosa que se ha dicho y queda establecido en los hijos y descendientes varones del Príncipe, Infante y demas hijos mios; y lo mismo quiero se observa en la hija segunda del dicho último reynante varon agnado mio, y en las demas hijas que tuviere pues sucediendo qualesquiera de ellas por su orden en la Corona, ó descendiente suyo por su premoriencia, se ha de volver á suscitar la agnacion rigorosa entre los hijos varones que tuviere nacidos en legitimo matrimonio, y los descendientes varones de varones de dichos hijos legítimos y por línea recta legítima nacidos en constante legitimo matrimonio; debiéndose arreglar la sucesion en dichos hijos y descendientes varones de varones de la misma manera que va expresado en los hijos y descendientes varones de la hija mayor, hasta que esten totalmente acabadas todas las líneas varoniles, observando las reglas de la rigorosa agnacion. Y en caso que el dicho último reynante varon agnado mío no tuviera hijas nacidas en constante legitimo matrimonio, ni descendientes legítimos y por línea legitima, suceda en dichos Reynos la hermana ó hermanas que tuviere descendíantes mias legitimas y por línea legitima, nacidas en constante legitimo matrimonio, la una despues á la otra, prefiriendo la mayor á la menor, y respectivamente sus hijos y descendientes legítimos y por línea recta, nacidos todos en constante legitimo matrimonio, por la misma órden de primogenitura, prelacion de líneas y derechas de representacion segun las leyes de estos Reynos, en la misma conformidad prevenida en la sucesion de las hijas del dicho último reynante; debiéndose igualmente suscitar la agnacion rigorosa entro los hijos varones que tuviere la hermana, ó descendiente suyo que por su premoriencia entrara en la sucesion de la Monarquía, nacidos en constante legítimo matrimonio, y entre los descendientes varones de varones de dichos hijos legítimos y por línea recta legitima, nacidos en constante legitimo matrimonio que deberán suceder en la misma orden y forma que se ha dicho en los hijos varones y descendientes de las hijas de dicho último reynante, observando siempre las reglas de la rigorosa agnacion. Y no teniendo el último reynante hermana ó hermanas, suceda en la Corona el transversal descendiente mío legítimo y por la línea legitima, que fuere proximior y mas cercano pariente del dicho último reynante, ó sea varon ó sea hembra, y sus hijos y descendientes legítimos y legitimo y por línea recta legitima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio, con la misma órden y reglas que vienen llamados los hijos y descendientes de las hijas del dicho último reynante: y en dicho pariente mas cercano varon ó hembra, que entrara á suceder, se ha de suscitar también la agnacion rigorosa entre sus hijos varones nacidos en constante legítimo matrimonio, y en los hijos y descendientes varones de varones do ellos legítimos y por línea recta legítimos, nacidos en constante legitimo matrimonio, que deberán suceder en la misma órden y forma expresados en los hijos varones do las hijas del último reynante, hasta que sean acabados todos los varones de varones, y enteramente evacuadas todas las líneas masculinas. Y caso que no hubiere tales parientes transversales del dicho último reynante, varones ó hembras descendientes de mis hijos y mios, legítimos y por linea legítima, sucedan á la Corona las hijas que yo tuviere nacidas en dan á constante legítimo matrimonio, la una despues de la otra, prefiriendo la mayor á la menor, y sus hijos y descendientes respectivamente y por linea legítima, nacidos todos en constante legítimo mátrímonio; observando entre ellos el órden de primogenitura y reglas de representacion con Prelacion de las líneas anteriores á las posteriores, como se ha establecido en todos los llamamientos antecedentes de varones y hembras: y es tambien mi voluntad, que en qualquiera de dichas mis hijas, ó descendientes suyos que por su premoriencía entraron en la sucesion de la Monarquia, se suscite de la misma manera la agnacion rigorosa entro los hijos varones de los que entraron á reynar, nacidos en constante legítimo matrimonio, y entre los hijos y descendientes varones de varones de ellos legítimos y por línea recta legítima, nacidos todos en constante legítimo matrimonio, que deberá suceder por la misma órden y reglas provenidas en los casos antecedentes, hasta que esten acabados todos los varones de varones, y fallecidas totalmente las líneas masculinas: y se ha de observar lo mismo en todas y, en quantas veces, durante mi descendencia legitima y por línea legítima, viniere el caso de entrar hembra, ó varon de hembra, en la sucesion de esta Monarquía, por ser mi Real intencion de que, en quanto se pueda, vaya y corra dicha sucesion por las reglas de la agnacion rigorosa. Y en el caso de faltar y extinguirse enteramente toda la descendencia mia legítima de varones y hembras nacidos en constante legitimo matrimonio, de manera que no haya varon ni hembra descendiente mío legítimo y por líneas legítimas, que pueda venir á la sucesion de esta Monarquia;

David_Pritchard

  • Guest
Regulation of 1713, Part 3:

es mi voluntad, que en tal caso, y no de otra manera entro en la dicha sucesion la Casa de Saboya, segun como está declarado, y tengo prevenido en la ley ultimamente promulgada á que me remito. Y quiero y mando, que la sucesion de esta Corona proceda de aquí adelante en la forma expresada; estableciendo esta por 1ey fundamental de la sucesion de estos Reynos, sus agregados y que á ellos se agregaren, sin embargo de la ley de la Partida, y de otras qualesquiera leyes y estatutos, costumbres y estilos y capitulaciones, ú otras qualesquier disposiciones de 1os Reyes mis predecesores que hubiere en contrario; las quales derogo y anulo en todo lo que fueron contrarias á esta ley, dexándolas en su fuerza y vigor para lo demas; que así es mi voluntad. (aut. 5. tít. 7. lib.5. R).

This transcript of the original document was found at François Velde's wonderful website Heraldica at: http://www.heraldica.org/topics/royalty/sp_succ.htm#1619

David

Offline bell_the_cat

  • Velikye Knyaz
  • ****
  • Posts: 1678
  • I am he, who will bell the cat
    • View Profile
Quote
We are speaking in a time where parliament had very few power. In 1665, Louis XIV declared: L'Etat c'est moi!


This is true, but in Catalonia the Corts still had alot of influence over the law, and the respect of the people. This is one reason why Charles had a lot of support in this part of Spain, as he was the candidate who had not been legally excluded by "parliament".

Catalonia was punished after the war for it's support of the Hapsburg claimant. Philip abolished most of it's special privileges (including the Corts), and Castilian was introduced as the official language.

Never put off until tomorrow what you can put off until the day after tomorrow. (Mark Twain)

Offline crotalo

  • Boyar
  • **
  • Posts: 181
  • I love YaBB 1G - SP1!
    • View Profile
Yes, and also in Aragon where he create the "gobierno de nueva planta" after the war. Cataluña supported the austrian claimant. Even Elizabeth of Brunswick-Wolfenbutel stayed there a time. Cataluña felt deceived when the "queen" flied away to bear the imperial crown. this was a sign . They payed for his loyalty

             The relation between monarchs and subjects was different in essence. While subjects loved or hated their rulers , they considered them relied to the lands. Rulers, however, were relied to their dynastic family, and wanted a crown for their family. the patriotic XIX feeling didn't exist. If Karl had claims to France, he would fought for the french crown, sure. Cataluña felt deceived for catalans didn't undestand this historic reason.

Offline ilyala

  • Velikye Knyaz
  • ****
  • Posts: 2063
  • il y a
    • View Profile
true, but charles would have preferred the spanish crown to the imperial one. he was very disappointed when he didn't get it. in the end he did his duty and took the imperial crown, but he did it reluctantly. he was pretty much the only habsburg left alive and he had no choice.
'loving might be a mistake, but it's worth making'
ilya


Offline Bernardino

  • Boyar
  • **
  • Posts: 205
  • Real, Real, Real, por El-Rei de Portugal!
    • View Profile
Philippe of France, Duke of Anjou, was designated heir of Spain on his great-uncle's will of Oct 2nd, 1700. The King would die Nov 1st, 1700. The proclamation of the new King (Felipe V) was made on Nov 16th 1700. Then the war would begin...

But I can't find the dates on when the former heir of Spain (Prince Joseph Ferdinand Leopold of Bavaria, b. 28 Oct 1692, d. 6 Feb 1699) was designated Carlos II's successor...Can anyone help me?

He is frequently referred as Prince of Asturias, but was he really so?

Offline Norbert

  • Knyaz
  • ****
  • Posts: 592
    • View Profile
First Attempt to solve the problem of who would inherit Habsburg Spain.
On 11 October 1698 British King William III and Louis XIV concluded a treaty whereby the Electoral Prince of Bavaria would inherit most of the Spanish crown. The Dauphin would inherit Naples, Sicily and Guipuzcoa and Emperor Leopold would get Milan.
Upon hearing about this this first partition treaty Carlos II felt humiliated and 14 November 1698 he proclaimed his Will in which Joseph Ferdinand was his SOLE heir as Prince of the Asturias
On 6 February 1699, within three months of the conclusion of the treaty, Joseph died of unknown causes.
On 11 June 1699 a Second Treaty was agreed to, in which Archduke Charles got the main part of the inheritance, while the Dauphin got Naples, Sicily and Lorraine, and the Duke of Lorraine got Milan. All on condition that Charles's territories could never be united with the empire. The treaty was thus ratified by the seapowers and France alone on 13 March 1700.

It seemed as if the problem was solved, although the Emperor would not adhere to the treaty. But French money poured into Spain  to bring the Spanish aristocracy to choose a French candidate. The second son of the dauphin Philip Duke of Anjou. This the Spanish aristocrats and clergy accomplished by surrounding the king's deathbed with priests and barring the Queen from seeing him. Thus a Will of doubtful legality was made on 7 October 1700 after which the king died on November 1.
At first LouisXIV on hearing of the Will told the British/Dutch he would waver his rights and adhere to the 1st Partition Treaty. But, when he heard of the king's death on November 8, he  declared that he would follow the will. A formal proclamation of the 18 year old Philip as King of Spain was made on 16 November 1700.